ColombiaEconomíaMinería, Petróleo, GasNacional

La reforma tributaria apunta en la dirección correcta: Observatorio Fiscal Javeriana

El observatorio de la Pontificia Universidad Javeriana analizó la propuesta de reforma tributaria del gobierno de Gustavo Petro y encontró que le apuesta a la equidad y progresividad, aunque tiene varias oportunidades de mejora.

 

La reforma tributaria del Gobierno Nacional fue radicada el lunes 8 de agosto y se propone recaudar $25 billones de pesos para el próximo año. El proyecto representaría un paso importante en términos de progresividad y equidad, según el El Observatorio Fiscal de la Pontificia Universidad Javeriana.

“Sin embargo, aún queda un espacio para que las personas de mayores ingresos y algunas actividades económicas con tratamientos tributarios diferenciales contribuyan más a la financiación de las necesidades sociales del país”, expresó el informe del observatorio.

Fueron tres impuestos, en particular, sobre los que se centró el análisis: la renta para personas naturales, personas jurídicas e impuestos los verdes y saludables.

Frente a las personas naturales encontraron un tratamiento simétrico de las fuentes de ingreso y la delimitación de las exenciones e impuesto al patrimonio. Este tiene distintas implicaciones, de acuerdo al ingreso. Quienes ganan menos de 10 millones de pesos no tendrán cambios.

Mientras que las personas que superan ese umbral sí notarán la diferencia, aunque será de manera progresiva, de acuerdo a los ingresos.

Del mismo modo opera el impuesto permanente sobre el patrimonio de las personas naturales porque solo aplicará para quienes tengan un patrimonio superior a los $3.000 millones.

Sin embargo, uno de los peros que encontró el observatorio en este punto es que la reforma no hace ningún esfuerzo para que más personas declaren renta, que no necesariamente implica que paguen más impuestos.

Impuesto de renta para las empresas

En este aspecto se destaca la eliminación de un número importante de beneficios tributarios, especialmente para aquellas empresas que se dedican al sector minero energético porque las regalías dejan de deducirse de la renta.

También se mantiene la tarifa del 35 % sobre el impuesto de renta. Sobre esto el observatorio encontró que “las reglas de juego se hacen más equitativas para todas las empresas. Sin embargo, las empresas se siguen enfrentando a una alta carga tributaria generalizada”.

Por eso, aseguran que todavía hay un espacio para aumentar la participación de las personas naturales en el recaudo nacional y disminuir la carga de las personas jurídicas, como sucede en los demás países de la OCDE.

Impuestos verdes y saludables

Son tres los que entran en los impuestos verdes. El primero estaría destinado a los plásticos de un solo uso e incluiría una tarifa de casi $2 por cada gramo del envase, embalaje o empaque. No aplica para los plásticos destinados a usos medicinales.

El segundo es para los vehículos de acuerdo con su grado de contaminación. Y el tercero es un impuesto de $20.500 por tonelada de carbono equivalente. “La nueva tarifa del impuesto al carbono implicaría que la gasolina aumente su precio aproximadamente de $135 a $181 pesos por galón en el 2024″, asegura el informe.

Por otro lado, se incluyen dos impuestos saludables. El primero es a las bebidas azucaradas, según sea el contenido de azúcar de la bebida, no de su precio. Esto incentiva la producción de bebidas con menores niveles de azúcar.

Específicamente, las bebidas con menos de 4 gramos de azúcar por cada 100 ml no pagarían el impuesto, las bebidas con 4 a 8 gramos por 100 ml pagarían $18 pesos por mililitro y las bebidas con más de 8 gramos por 100 ml pagarían $35 pesos por mililitro.

El segundo impuesto saludable es a los alimentos ultraprocesados (embutidos, paquetes de papas entre otros), excepto para productos relevantes en la canasta familiar, como el salchichón.

La tarifa a estos productos será del 10 % del valor. “De ser exitosa, la medida disminuiría el gasto público en salud asociado a la atención de las enfermedades prevenibles causadas por estos consumos”, asegura el Observatorio Fiscal.

Y añaden que en el corto plazo, las personas de menores ingresos serían las más afectadas económicamente, pues destinan una mayor proporción de sus ingresos a estos consumos. En el largo plazo, la medida reduce el costo de bolsillo que los hogares sufren para cubrir el tratamiento de la diabetes y otras enfermedades.

Las oportunidades de mejora de la reforma tributaria

El informe resalta que no hay importantes modificaciones respecto al IVA. “El Observatorio celebra la eliminación de los días sin IVA, pues van en contravía de un sistema tributario progresivo, equitativo y eficiente. No obstante, considera que el país debe discutir cuáles de estos tratamientos preferenciales realmente se justifican en términos de progresividad”.

Añade que aún hay espacio para aumentar la carga tributaria al 10 % más rico del país que no hace parte del 1 %, para eliminar tratamientos preferenciales de algunas actividades económicas, para aumentar el recaudo y simplificar la estructura del IVA y para disminuir la tarifa general del impuesto a la renta para personas jurídicas.

El observatorio no ve con buenos ojos que se mantenga el 4×1.000 por ser un impuesto que incentiva el uso del efectivo, dificultando la trazabilidad de las transacciones económicas. Esto se presta para que las personas naturales o jurídicas puedan ocultar parte de su renta a la DIAN.

Finalmente, el Observatorio Fiscal destaca la importancia de que se conozca el uso que se le dará a los recursos que se obtengan mediante la reforma. “Este punto es esencial, puesto que el impacto que tenga cualquier reforma tributaria sobre el bienestar de la población depende del uso que se le dé a los recursos recaudados”.

TOMADO DEL ESPECTADOR.COM

 

Comment here